Hoy se cumple un nuevo aniversario de la segunda desaparición de Jorge Julio López el 18 de septiembre de 2006, horas antes del veredicto en el juicio en el que se condenó por primera vez al represor Miguel Osvaldo Etchecolatz, en el cuál fue testigo. Antes fue detenido desaparecido durante la dictadura militar, pasó por varios centros clandestinos de detención de la zona de La Plata y llegó a atestiguar en los juicios por delitos de lesa humanidad.

A 12 años de su desaparición en democracia, Radio Futura lo recordó con una nueva vigilia sonora desde las 22 hs. del lunes a las 8 am del martes. Durante la noche, Elsa Pavón, presidenta de la Fundación Clara Anahí, sostuvo que “mas allá de todos los desaparecidos, la desaparición de él y en el momento en el cuál fue, no solo fue dolorosa, fue una ofensa terrible porque no pudo ver lo que su declaración había provocado, haber tenido por lo menos un poquito de justicia. Realmente es una marca para la democracia”.

Emilce Moler, sobreviviente de la Noche de los Lápices y militante de derechos humanos sostuvo que la desaparición de López “es una herida abierta en el sistema democrático” y “me pego muy de cerca”: “Recuerdo perfectamente los momentos en que esperábamos a Julio y no aparecía. Me costó asumir esto que tuvimos que asumir: que está desaparecido en democracia”.

 

Fuente: FARCO