En el marco del convenio entre el Ministerio de Justicia de la Provincia y el de Trabajo de la Nación, mujeres privadas de su libertad lograron terminar las clases de marroquinería. Recibieron sus respectivos diplomas y se preparan para próximos cursos.

Fueron 25 las internas que se recibieron de marroquineras en las cárceles de mujeres de las Unidades 8 y 33 de Los Hornos.

Se dio a partir del curso de capacitación laboral dictado por la Confederación General Empresaria de la República Argentina, gracias a un convenio vigente entre los ministerios de Justicia de la provincia de Buenos Aires y el de Trabajo de la Nación.

“Aprendí a confeccionar monederos, tarjeteros, portatermos, carteras, cartucheras, portacosméticos y portamates. Ni bien vuelva a mi casa voy a encarar un emprendimiento en marroquinería”, dijo Karina, una de las internas.

El curso contó con 120 horas cátedras y recibieron diplomas que certifican sus conocimientos en marroquinería. Ahora tienen la posibilidad de poder ejercer el oficio ni bien recuperen la libertad.

El ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, sostuvo al respecto que “la formación en oficios es uno de los ejes para lograr la inclusión social y bajar la reincidencia en el delito. Alentamos a que las personas privadas de la libertad se desarrollen y salgan con herramientas para encarar un futuro distinto”.

 

Fuente: infocielo