La movilización se realiza el primer viernes de cada mes en la Plaza San Martin. Es promovida por”Común Unión” que nuclea a movimientos sociales, referentes religiosos y ONG. Denuncian el avance del narcotráfico y la violencia institucional en los barrios cordobeses.

“Común Unión” es un colectivo de personas y agrupaciones diversas, plurales en su pensamiento que se reunieron por primera vez en 2015, para hacer conocer los abusos que se cometían durante las razzias que la policía realizó años atrás en villas y barrios pobres de Córdoba.

Desde el año pasado, este colectivo comenzó a realizar los primeros viernes de cada mes una ronda en la Plaza San Martín de la ciudad de Córdoba. Con velas, carteles y en silencio se convocan por la noche para reclamar por políticas públicas en la lucha contra el narcotráfico y rechazar la violencia institucional que ejerce el Estado.

Buscan que la problemática no quede sólo en una noticia que luego desaparece, sino que se pueda pensar y reflexionar en torno al narcotráfico, la droga y cómo afecta a los jóvenes de comunidades vulnerables, para así construir una salida y una mejor calidad de vida para los mismos.

Lucrecia González, miembro del movimiento Barrios de Pie manifestó “Queremos darle luz y continuidad a una temática que es muy compleja, dolorosa, y difícil de encarar, que vaya poniéndose a la vista y en discusión de toda la sociedad cordobesa”. Además rescató la experiencia de más de 2 años de construir este espacio en red de organizaciones, que da visibilidad al conflicto en el centro de la ciudad “una parte de la sociedad tiene a medias la realidad, a veces juzgamos y no pensamos en los efectos directos, muchas de las personas que juzgamos son victimas”. También hizo referencia a los efectos que produce esta realidad, cómo violencia, muerte y traslados compulsivo en las familias “cómo sociedad todos deberíamos demandar, políticas mas claras para cuidar a nuestros jóvenes y la población más vulnerable, que son las que se afectan con el consumo, y el negocio del narcotráfico” finalizó.

 

Foto de portada: Kekey Takaya