Hoy, 19 de diciembre de 2001, se cumplen 15 años del asesinato de Claudio “Pocho” Lepratti, militante popular envestido por la policía rosarina en la masiva represión acontecida los días 19 y 20 de diciembre de 2001 en la República Argentina.

Pocho Lepratti, se definía así mismo como un “cristiano revolucionario”. Su itinerario diario era salir en bicicleta desde su Barrio Ludueña, cruzar la Ciudad de Rosario y llegar hasta Las Flores, donde se ubica la Escuela N° 756 José M. Serrano. Allí contribuía como ayudante de cocina del Comedor Comunitario.

El 19 de diciembre de 2001, en plena crisis social y recesión económica durante el Gobierno de la Alianza, un patrullero llegó a la zona del colegio donde él trabaja con órdenes explícitas de reprimir. Pocho Lepratti junto a un profesor de matemáticas y dos compañeros del Comedor subieron al techo para pedir a la policía que bajara las armas, que no dispara, que adentro sólo había niños y niñas comiendo.
En medio del conflicto, del hostigamiento policial y de los gritos, Pocho recibió un disparo a la altura de la tráquea que lo dejó sin vida.

Actualmente, organizaciones sociales, agrupaciones políticas y capillas de curas en la opción por los pobres de todo el país lo recuerdan como un héroe popular, figura de la resistencia de los sectores más vapuleados de la sociedad y emblema de las víctimas de la represión.