Ayer hubo represión a los trabajadores de la economía popular en Capital. En la negociación estuvieron las tres centrales obreras.

Esta mañana Radio Reloj conversó con Juan Grabois del secretariado general de CTEP, que expresó:
“las tres centrales obreras, no plantearon ninguna oposición y apoyaron nuestra pedido de estar en la mesa de discusión del salario, queríamos aprovechar esa vía institucional”.

También, el dirigente reflexionó: “en épocas electorales, los sectores populares tenemos que dejar la inocencia y comprender que hay una gran parte de la población que pide mano dura y represión”.

El salario social complementario es la mitad del salario básico, hoy en día se necesitan 14 mil pesos para no ser pobre. Hasta el momento, la oferta propuesta a los trabajadores populares es un aumento es tres partes y para el año que viene, que serían unos 5 mil pesos.

“Un país que no ofrece nada a los sectores del trabajo y encima reprime, es un país que está destinado a la cultura del desecho y la exclusión y vamos mal”, comentó Grabois.

Categorías