La medida tomará vigencia en los próximos días, una vez que la Municipalidad la promulgue. El incremento será de un 37,6 por ciento respecto de los 17,22 pesos que cuesta actualmente.

Desde las 15 se debatía en el Consejo Deliberante este pedido que ya contaba con los votos oficialistas. A la bancada mayoritaria se le facilitó el panorama con la ausencia del edil opositor Marcelo Pascual, del Frente Federal Acción Solidaria.

La cuenta final dio 16 votos a favor y 14 votos en contra. Votaron en contra los bloques Unión por Córdoba, Vamos y Fuerza de la Gente. También las concejalas Victoria Flores (Pensando Córdoba) y Laura Sesma (Demócrata Progresista).

El oficialismo argumenta que la suba es necesaria dado que fueron “congelados” los subsidios del transporte público enviados por la Nación.

La oposición, en tanto, había pedido que se convoque a una audiencia pública para debatir el precio del boleto, y denunciaba que, de concretarse el aumento, en el último año el boleto habrá subido un 54%, lo que representa un 10% más que la inflación oficial.