Hoy, se incorporó en la Comisión del Senado de la Nación el Proyecto de Ley de Integración Urbana y Regularización Dominial de Barrios Populares.La misma,busca declarar de utilidad pública y expropiar las tierras privadas sobre las que están asentados los barrios. También se exige a las empresas avanzar en las obras necesarias de servicios básicos, exigiendo un 20% de participación de trabajadores de la economía popular y a su vez,  suspende los desalojos por 4 años.

En  2017, se creó por decreto el Registro Nacional de Barrios Populares que viene a sintetizar el trabajo que desde el 2016 venían desarrollando las organizaciones y movimientos sociales a nivel nacional, constituyendo la Mesa Nacional de Barrios Populares.

Según el relevamiento nacional realizado entre los últimos dos años,  existen más de 4 mil barrios populares que se constituyeron mediante distintas estrategias de ocupación del suelo, que presentan diferentes grados de precariedad y hacinamiento.Existe un gran déficit en el acceso formal a los servicios básicos y más de la mitad de sus habitantes no cuenta con título de propiedad del suelo.

Sandra Ameghino, integrante del Encuentro de Organizaciones (CTEP) y de la Mesa Regional Córdoba, explicó: “Hoy no hubo un  completo acuerdo entre los senadores, para firmar el dictamen y  que la ley sea tratada en 15 días. Pero si, cuando escuchábamos la oratoria de los senadores, escuchábamos permanentemente, el reconocimiento a la necesidad que tenemos los barrios populares, en todos los aspectos que tiene esta ley”

Audio: