Según indicó “La Asociación Latinoamericana de Educación y Comunicación Popular (ALER) a través de un comunicado,  el gobierno de Mauricio Macri, “impidió el ingreso al país a la periodista Sally Burch, Directora Ejecutiva de la Agencia Latinoamericana de Información ALAI y promotora del Foro de Comunicación por la integración de Nuestra América  FCINA”.

Sally Burch tenía previsto realizar una cobertura informativa de la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio OMC y foros paralelos alternativos a desarrollarse del 10 al 14 de diciembre en Buenos Aires. Sin embargo, las autoridades migratorias impidieron su ingreso bajo el argumento de haber proporcionado información inexacta, además de no contar con boleto de retorno. Lo que cual, según indicaron en el comunicado constituye “una infracción, al artículo 35 de la Ley Migratoria”.

La deportación de la periodista Sally Burch tiene como antecedente la decisión del gobierno del gobierno argentino de prohibir la asistencia de 64 miembros de grupos ambientalistas a la reunión de la OMC. Un hecho que motivo críticas de numerosas organizaciones, incluido el organismo mundial que no logró revertir esta decisión.

Desde la asociación latinoamericana asegurarón que “a la luz de estos hechos, queda claro, que el gobierno argentino busca silenciar cualquier acto o signo que se oponga a los intereses de los gobiernos y grupos de poder  enfrascados en el diseño y aprobación de políticas no favorables a los pueblos menos favorecidos del planeta. En consecuencia, el impedimento de ingreso a la Argentina de la periodista Sally Burch es un atentado a la democracia; al ejercicio de la libertad de prensa y expresión y al derecho de los pueblos de estar libremente informados”.

Fuente: Asociación Latinoamericana de educación radiofónica.