Se trataría de un ajuste de personal, cierre de sucursales y desfinanciación de la empresa estatal. Se da en el marco de reducción fiscal que pretende el gobierno.

Junto con otros cambios en el Estado que realizó el Ejecutivo Nacional, Arsat y Correo Argentino pasarán a estar bajo la supervisión del Ministerio de Modernización que encabeza Andrés Ibarra.

Esta propuesta prevé cerrar 800 sucursales y recortar 4000 puestos de trabajo.

Según fuentes oficiales, la empresa de bandera registra déficit de $ 2000 millones, algo que no sucedía desde el momento que se estatizo en el año 2003.

El Correo paga todos los meses 300.019 asignaciones familiares, 271.154 AUH, 126.205 jubilaciones y pensiones, 85.891 Progresar y 1.072 por desempleo.

Categorías