El 6 de Noviembre de 2014 explotó una fábrica de químicos en el barrio Alta Córdoba que provocó la perdida total o parcial de viviendas aledañas. 17 meses después, esos vecinos siguen sin respuesta por parte del Gobierno y no hay ningún responsable.

Mariela Pudini, vecina afectada, contó a La Ranchada que tres días después de la explosión “pudimos volver a casa a buscar documentación únicamente” y que en esa oportunidad hablaron con el entonces ministro Daniel Passeriniy Pablo Romero por la Municipalidad de Córdoba, quienes prometieron hacerse cargo de todas las pérdidas. Sin embargo, al día de hoy no han obtenido recuperar sus pertenencias.

Muchas familias tuvieron que alquilar una nueva casa y durante los primeros meses Desarrollo Social afrontó esos costos, pero quienes estaban eximidos de algunos impuestos perdieron ese beneficio, además los cheques para el pago llegaban al 20 de cada mes por lo que cada persona debía afrontar los intereses.

La explosión se produjo en la química Raponi Industrial Química SRL. Su dueño permaneció arrestado un mes y medio quedó el libertad por el pago de una fianza. Hoy, el predio de la fábrica está en alquiler y ya no se realizan peritajes.