En diálogo directo con Radio La Ranchada, el Diputado Nacional por el Bloque cordobés del Peronismo para la Victoria, Andrés Guzmán, expuso su análisis acerca de la nueva Ley Ómnibus, el debate sobre la edad jubilatoria y la situación actual del Movimiento Evita.

El Gobierno Nacional, en apoyo con los legisladores de la Alianza Cambiemos, promulgó hoy, la Ley Ómnibus que llevará a cabo la creación del Programa Nacional de Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados y el Blanqueo de Capitales. El anuncio fue publicado esta mañana en el Boletín Oficial.

En palabras del Diputado Guzmán: “Uno nunca podría oponerse al beneficio de los jubilados pero esta Ley tiene, por detrás, varias cuestiones que llaman la atención”. Su referencia hace alusión al pago de juicios por malas liquidaciones a jubilados. Esta medida ya había concretado entre 10 y 15 mil juicios por bimestre en liquidaciones completas y no progresivas pero, a partir de esta Ley, se implementarán quitas y plazos. “El 50% de los juicios se pagarán durante este semestre y el otro 50% se distribuirán en cuotas durante 3 años. A su vez, el pago de los juicios se percibirá con quitas considerables del 40% para los jubilados que ya iniciaron el proceso judicial y del 65% para aquellos que todavía no lo comenzaron. Es decir, no se abonará el 100% de los juicios”. “No habrá un aumento a los jubilados sino el pago de liquidaciones sólo a un sector, el de las jubilaciones más altas”, declaró Guzmán y, además agregó que esta Ley encubre un gran ajuste del 20% en la compensación a los adultos mayores argentinos”.

En referencia al Blanqueo de Capitales, expresó que irá en contra de aquellas personas que han pagado sus impuestos, sus rentas y que han generado dinero cumpliendo con todos los deberes y obligaciones. “Todo Blanqueo de Capitales no es bueno, ni siquiera el que propuso el Kirchnerismo en su momento pero este es mucho peor”, advirtió. Si bien, a través de esta medida se busca financiar el pago de los juicios, todavía “no se aclaró cuánto se estima recaudar, de cuánto será la rentabilidad, qué cantidad de dinero se va  a blanquear, cuánta ganancia habrá y si, efectivamente, se podrán pagar los juicios”.

A su vez, la quita de la moratoria que permitió incluir a más de un millón de jubilados al sistema previsional más amplio de Latinoamérica, corre peligro de quedar sin efecto y, a partir de eso, permitir la venta de las acciones de la ANSES y retornar a las AFJP. “El ADN de este Gobierno es de total insensibilidad social. Les importa más las ganancias que puede recaudar el Estado que el buen vivir de la gente, queriendo aumentar la edad jubilatoria para los trabajadores”, afirmó el referente del Movimiento Evita, quien también habló de la situación actual de su Organización.

En relación a esto último, explicó que la polémica foto de Emilio Pérsico junto a la Ministra de Desarrollo e Inclusión Social de la Nación, Carolina Trivelli, se debió a la inauguración de un plan cooperativista de construcción de viviendas, donde el Estado empleará a 3000 miembros de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) presidida por el mismo Pérsico. Además, ante los rumores de que el Evita podría sumarse al trabajo territorial de la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, Guzmán manifestó: “El Movimiento Evita seguirá estando con los más humildes, con los trabajadores y con las cooperativas y, para mantener eso, se necesita ayuda del Estado”.