José Ipólito Secretario General de la Coopi de Carlos Paz, en diálogo directo con Radio La Ranchada explicó la agravante situación de la pérdida de autonomía cooperativista ante la decisión drástica del Intendente Esteban Avilés de municipalizar la prestadora de servicios de agua.

Desde la Coopi de Carlos Paz se manejaba la posibilidad que oficializó el Intendente Avilés el día jueves a través de un decreto. Dentro del análisis general de los trabajadores, se prevé que la gestión actual municipal busca privatizar el servicio de agua en Villa Carlos Paz.

“Han salteado y pasado por alto todas las opiniones públicas que se vienen dando desde el 1 de agosto”, haciendo referencia a la fecha de inicio de las Sesiones Ordinarias del Concejo Representante de la Ciudad de Carlos Paz, cuando Avilés promulgó, mediante un discurso, el proyecto de quite del servicio de agua a la Cooperativa.

“Los trabajadores de la Coopi estamos viviendo una gran violencia institucional puesta de manifiesto desde los ataques constantes del Poder Ejecutivo Municipal que se vienen manejando con bastante vehemencia. Esta actitud mostró Avilés en su función como Concejal, durante su primer mandato como Intendente y, por supuesto, ahora también”, sentenció Ipólito.

El decreto del Intendente hace uso del recurso de estado de situación de la concesión legal que permanece precarizado, sin contrato oficializado y que se ha mantenido así durante más de 9 años. Sin embargo, el argumento no recurre a una queja en cuanto a la calidad del servicio.

En la manifestación de la Coopi, se hace explícito la continuación de la prestación del servicio por parte del cuerpo de trabajadores aún sin contrato. “Nosotros generamos una plusvalía en la prestación del servicio operativo y eso es de público conocimiento”.

Si bien admiten desde la Coopi no contar con una infraestructura adecuada que permita brindar un servicio de mejor día a día apuntada a una excelencia de calidad de prestación, la Cooperativa ha cumplido siempre con su función, otorgándole agua a 80.000 carlospacenses, a 25.000 habitantes que conforman las comunas del Sur de Punilla y para los dos millones de turistas que pasan por la región durante el verano.

La fecha límite para el traspaso de los bienes de concesión de la Coopi a la Municipalidad será el 15 de octubre, a pocas semanas del comienzo de temporada estival. “La gestión municipal se hará cargo de de la prestación del servicio sin personal idóneo, sin la infraestructura y sin las capacidades necesarias para la atención de reclamos y para la práctica operativa de la prestación de servicios”, manifestó Ipólito.

Hay una posibilidad de apelación por intermedio de un pedido de cautelar que determine un freno provisorio hasta ir en búsqueda de una situación que solucione el inconveniente laboral. “Ahora empezaremos un proceso de recrudecimiento y agudización del reclamo y de la lucha porque la palabra final no está dada y falta un mes y medio para la fecha límite de rescisión. Más de 150 familias van a quedar en la calle y el daño que ocasionará en la economía local y familiar será irreversible”, finalizó el Secretario General de la Coopi.