En barrio General Savio las mujeres llevan adelante el salón comunitario que cuenta con distintos proyectos que contribuyen a fortalecer y apoyar a la comunidad. El móvil de La Ranchada se acercó al barrio para conocer la experiencia.
Actualmente se encuentran gestionando una Sala Cuna y junto a trabajadores del SURBAC sirven la copa de leche a 70 niños.

También se lleva adelante una serie de talleres de microemprendimientos. Elizabeth, vecina de Gral. Savio, relató su experiencia y dijo que “todas éramos mamás, teníamos maridos que atender, llevar los chicos al colegios. Pero teníamos que salir adelante”.

Por su parte, María Zárate que se capacitó en pastelería e invitó a todas las mujeres del barrio a que se animen a capacitarse “No te impiden tus chicos, no te impide tu marido. Si vos querés salir adelante lo haces. Como mujer, yo con 9 hijos lo hice. Creo que muchas mamás pueden hacerlo”.
Finalmente hablamos con Liliana Otaño, la encargada del Salón comunitario, que hizo referencia a que el gobierno provincial estuvo ausente en el mantenimiento de la infraestructura del espacio. Esta situación sería saldada ya que actualmente  hay un proyecto de restauración.