La defensa pública impulsa distintos habeas corpus por la paupérrima situación de las cárceles neuquinas, ya que están superpobladas y no brindan tratamientos ni actividades para la resocialización de los presos. De esta forma se incumple con la ley de ejecución de pena y los tratados internacionales. Por ahora, la defensa tiene previsto llegar hasta el TSJ para obligar al Ejecutivo a cumplir con sus responsabilidades, pero no descartan denunciar internacionalmente al gobierno neuquino. En este escenario, fue desplazado el director de la U11.

Desde hace un tiempo son cotidianos los incidentes en las cárceles tanto de la capital neuquina como del interior. Este fenómeno está relacionado con la superpoblación en los penales que comenzó a hacerse sentir con la entrega de la cárcel de Senillosa al sistema penitenciario federal a cambio del predio que tenía la U9 en el corazón de la capital provincial. Senillosa ofrecía unas 100 plazas de oxígeno a los penales neuquinos y si la habilitaban completa, podría haber alojado a más de 300 internos.

Desde junio la defensa viene presentando habeas corpus por las condiciones infrahumanas que hay dentro de los penales, así fue que logró que instalaran cuchetas para que los presos no duerman en el piso, mejoras en los buzones de la U11 y ahora reclaman por actividades y tratamiento vitales para la resocialización.

La realidad es que el Gobierno no sólo no cumple con la ley, sino que no tiene ningún plan para las personas que encarcelan. Hoy estamos con sobrepoblación y esto se traduce en mayor restricción de los derechos de las personas privadas de la libertad y más violencia institucional. No hay muestras del Estado provincial de sentar una real política en materia de derecho de los presos y esta falencia provoca que cada día tengamos más problemas”, afirmó la defensora oficial Luciana Petraglia.

Hoy no está garantizado ni el tratamiento para los detenidos. La omisión del Estado no puede ser tomada en contra de los presos, por lo que la jueza de ejecución va a tener que fallar en favor de las salidas transitorias o la libertad condicional de aquellos internos que estén en condiciones legales más allá de que los informes criminológicos les den desfavorable”, dijo Luciana Petraglia.

La estrategia de la defensa es ir acorralando al Estado “para que reconozcan que no van a brindar el tratamiento y así exigir que lo dejen salir y lo que ocurra después será un problema del Ejecutivo”, sentenció Petraglia.

Por la violación de los derechos humanos se puede recurrir a organismos internacionales.

“Por ahora, con los habeas corpus que tenemos en trámite pensamos llegar hasta el Tribunal Superior de Justicia para exigir que el Estado provincial cumpla con sus obligaciones. Esta es una definición de la Defensa pública que no tiene vuelta atrás porque en las cárceles de Neuquén el Ejecutivo está ausente”, concluyó Petraglia.

El defensor Fernando Diez también fue crítico: “La actual situación carcelaria demuestra el fracaso del Gobierno en materia penitenciaria”, indicó y ya presentó un habeas corpus con la finalidad de que se conforme una mesa de diálogo con el Gobierno.

En los penales del interior, el esfuerzo es en solitario

La situación en las cárceles del interior es similar en cuanto a la superpoblación, pero la jueza de ejecución penal Alicia Rodríguez trabaja con miembros de la comunidad y así se llevan adelante distintos talleres terapéuticos y laborales en procura de la resocialización de los internos. “Valoro mucho lo que hace la jueza Alicia Rodríguez en el interior. Creo que está haciendo muchos esfuerzos para redoblar las apuestas en materia de resocialización, pero igual no puede depender de una sola persona, es necesario que el Estado asuma su responsabilidad internacional”, aseguró la defensora oficial Luciana Petraglia.

En Cutral Co, la jueza Rodríguez desarrolla en conjunto con las comunas de la comarca petrolera y la U22 un polo industrial para que trabajen los internos y a futuro también aquellos que egresan en libertad y no consiguen trabajo por su prontuario.

Fuente: lmneuquen.com