Se trata de un proyecto denominado Alafuerte: amor a la libertad. Los presos trabajarán en viñas ubicadas al lado del complejo penitenciario.

Internos del complejo penal de Almafuerte elaborarán un vino mendocino a través de un proyecto vitivinícola que busca la integración social de las personas privadas de libertad mediante la generación de oficios y promoción de actividades laborales en contextos de encierro.

Se trata de un proyecto impulsado por el enólogo Marcelo Pelleriti para desarrollar una “finca escuela”, que integrará unas 5 hectáreas, en el Complejo Penitenciario Almafuerte situado en el departamento de Luján de Cuyo.

Se desarrolló el acto de presentación de la propuesta vitivinícola: Alafuerte, amor a la libertad, que se desarrolló en el salón Punto Malbec y participaron el Gobernador de la provincia, Alfredo Cornejo; el director de Asuntos Penitenciarios y Justicia, Juan Ignacio Mulet y el reconocido enólogo Marcelo Pelleriti.

El Gobernador Cornejo puntualizó que de unas 4.200 personas que hoy están privadas de la libertad en Mendoza, 2.050 estudian y 2.100 trabajan, muchos de ellos coinciden en las dos tareas. “Un número, comparado con lo que hemos tenido en los últimos años, realmente extraordinario. Aspiramos a que el 100% estudie y trabaje”, detalló el mandatario.

En tanto, el enólogo Marcelo Pelleriti dijo que la finca escuela “permite aprender un oficio, que se fue perdiendo, saber podar, plantar, dar vida. Todos deben colaborar y saber que es posible colaborar, todos también somos responsables de lo que sucede en la sociedad”.

FUENTE: via Mendoza