Unos 20 presos de la Unidad 28 de Magdalena fabricaron y donaron diferentes muebles y calzado para que puedan utilizar los pacientes del Hospital de Niños “Sor María Ludovica” de la ciudad de La Plata.

La entrega de este material fue realizada por el Ministro de Justicia Bonaerense Gustavo Ferrari junto a su par de Salud, Andrés Scarsi. Los objetos donados fueron realizados en los talleres de carpintería, herrería, tapicería, guantes, calzado y aerografía que funcionan en la prisión de Magdalena. Se trata de mesas de luz, estantes, mesas con puff, otros muebles y pantuflas, que serán destinados a las salas de infectología, trasplante de médula y oncología del hospital pediátrico platense.

“Cuando se logra unir el producto que puede salir de la cárcel con otras tareas, como las que se desarrollan en el hospital, el trabajo de los internos adquiere más significación”, declaró Ferrari en la ceremonia de entrega de los objetos. Más tarde, agradeció a las autoridades del nosocomio “que nos permitan que lo producido por el trabajo en las cárceles pueda tener un fin solidario, que haga sentir reconfortados a quienes están cumpliendo una pena”.

La iniciativa fue impulsada por el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) y busca a través de la Dirección de Trabajo Penitenciario la integración de las personas privadas de su libertad con la comunidad. El objetivo del proyecto es que los internos se puedan reinsertar en la sociedad a través de acciones de responsabilidad social y de voluntariado destinadas a instituciones de bien común. “Desde nuestra gestión nos planteamos como objetivo central brindar todas las herramientas posibles a los internos para que en un futuro logren reinsertarse en la sociedad y no vuelvan a cometer delitos. Creemos que ese camino es a través del trabajo y la educación”, destacó Ferrari.

Por su parte, el Ministro Scarsi agradeció a su par de justicia “por el gesto y por potenciar el trabajo en equipo”. El titular de salud bonaerense concluyó: “Quisiera destacar el empeño de las autoridades del hospital, la cooperadora y los trabajadores que se esfuerzan cada día para mejorar este establecimiento que es un emblema de todos los bonaerenses”.

Fuente: LA NACION