En la ciudad de Villa María, Córdoba, se dispuso el velorio, con gran operativo policial, de Carlos Otin, quien era interno del penal de barrio Belgrano.

 

Dispositivo de seguridad especial montó Servicio Penitenciario para que presos de la cárcel de barrio Belgrano fueran a despedir los restos de Carlos Alberto Otin en la sala donde fueron velados sus restos.

El movimiento de unidades y efectivos llamó la atención. Hasta se interrumpió momentáneamente el tránsito vehicular por calle General Paz.

Minutos después de la media noche, tras pasar doce horas en terapia intensiva del Hospital Pasteur, había fallecido Otín luego de sufrir un golpe contundente en la cabeza que lo había dejado con muerte cerebral.

Al mediodía, comenzaron a velar el cuerpo en “Manelli”. Acudieron familiares y amigos del recientemente difunto. Horas después, llegó una camioneta desde el penal de barrio Belgrano con compañeros de Otin que querían darle el último adiós.

La sala velatoria, ubicada en General Paz y Boulevar Vélez Sarsfield, se revolucionó con la llegada del operativo que trasladaba los presos. Una camioneta, móvil de la PFA y cuatro patrulleros de la Policía involucrados en el servicio de seguridad para que los presos puedan despedir a quien fue su amigo.

Fuente: www.villamariaya.com