Revelan que hay más de diez mil internos por encima del cupo permitido

La Defensoría de Casación bonaerense, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) denunciaron “la grave situación de sobrepoblación y hacinamiento que afecta los derechos humanos de las personas privadas de su libertad en territorio bonaerense”.

Mediante un comunicado, los organismos aseveran que “se ha verificado un importante agravamiento” con “unas 10.000 personas (sin contar las personas alojadas en comisarías) en cárceles que están por encima del cupo fijado” por el poder Ejecutivo.

De acuerdo al texto, “aumentan las tasas de prisionización y persisten las denuncias por torturas y malos tratos, sumado a las pésimas condiciones de atención a la salud y deficiencias en la infraestructura, que caracterizan a las cárceles de la Provincia”. En esa línea, reclamaron al gobierno provincial que “no sólo no informa cómo habrá de resolverlo, sino que promueve la sanción de un nuevo código de procedimiento penal que, como resultado inmediato, generará un mayor caudal de ingresos al sistema penitenciario”.

Luego de describir la situación mencionada, realizaron una solicitud a la Suprema Corte de Justicia para que “se conforme un comité de emergencia por sobrepoblación, que tenga la tarea de definir las plazas disponibles y de tomar decisiones específicas para bajar la cantidad de personas privadas de la libertad”. Asimismo, pidieron a los jueces que “reduzcan la cantidad de personas encerradas en el sistema penal y controle el cumplimiento de la orden dictada en diciembre de no alojar detenidos en lugares inhabilitados”.

Fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) refirieron que “siempre hay diálogo con los organismos de derechos humanos. Se es consciente de la situación crítica y se está haciendo todo lo posible para ampliar plazas”. Por otra parte, informaron que “se ampliaron plazas en las alcaidías de Lomas de Zamora y San Martín. En diciembre se inaugurará una cárcel en Campana y luego otra en Lomas de Zamora, además de una alcaidía en cada una de esas localidades”.

El Servicio Penitenciario Bonaerense es el más grande de la Argentina, y cuenta con 55 cárceles seis alcaidías departamentales, que alojan a la mitad de todos los presos del país.