Los trabajadores de la cadena Carrefour están en alerta ante el ajuste que quiere aplicar la empresa. La compañía de capitales franceses presentó un proceso preventivo de crisis con el argumento de “garantizar la sustentabilidad de sus operaciones” en el país.

En declaraciones a Aire Libre Radio Comunitaria de Rosario, el dirigente de la Asociación Empleados de ComercioDiego Virgili, negó los argumentos de Carrefour y explicó los manejos y las verdaderas intenciones de la empresa.

“Uno de los factores centrales que venimos denunciando hace tiempo es el tema de la “caja de retorno”, es decir, todas las ganancias que tiene la empresa que se llevan a su país de origen, en este caso Francia y cómo ajustan esta caja. Ellos tienen que tributar lo mismo que ganan, entonces ajustan por el ultimo eslabón de la cadena, remarcando precios y por los trabajadores”, explicó Virgili.

El dirigente de la Asociaación de Empleados de Comercio agregó que “por otro lado, en los últimos diez años hemos visto una desidia de parte de la dirección de la empresa, malos manejos, errores comerciales, diferentes cuestiones que hemos denunciado y hablado con diferentes gerentes y directores”.

La crisis que ellos aducen pueden ser, por un lado, para ahorrarse cargas patronales. Nosotros consideramos que no existe semejante crisis que ellos plantean. Lo que si vemos todos los días es que ha bajado el consumo”, manifestó.