En Córdoba, científicos e investigadores locales reclamaron en la ex Plaza Vélez Sársfield contra el recorte presupuestario. Hubo feria de ciencias, intervenciones artísticas y debate en torno a las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional.

Científicos, investigadores y universitarios argentinos realizaron hoy en todo el país una movilización con la consigna de defender la ciencia argentina y contra el recorte en “Ciencia, tecnología y universidad” que sufre el proyecto de Presupuesto 2017. En Córdoba, la concentración se llevó a cabo en la plaza Agustín Tosco (ex Vélez Sársfield) a partir de las 16, donde la Asamblea de Trabajadores y Trabajadoras de la Ciencia (Apinta, Conicet, Científicos Autoconvocados y Mella) realizaron el reclamo con globos negros, carteles que decían“Apoyá el trabajo de nuestros científicos”, además algunos manifestantes portaron caretas con la cara del ministro de Ciencia y Tecnología de la Nación, Lino Barañao. Hubo feria de ciencias, intervenciones artísticas y debate en torno a las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional.

Existe una reducción del 30% del presupuesto en relación al del año 2016, además en el nuevo presupuesto existen cláusulas en dos artículos que impiden la incorporación de personal para trabajar en el Estado en áreas de Ciencia y Tecnología. En cuánto a la líneas de investigación a las cuales se dará prioridad, hay una clara tendencia hacia áreas del mercado y la producción; de este modo le restan importancia a las investigaciones relacionadas al desarrollo de la sociedad y los sectores más desfavorecidos.

Asimismo, alertaron que por este “ajuste” la comunidad científica se verá afectada “por una nueva ‘fuga de cerebros’. Recordemos que el Ministro de Ciencia y Tecnología Lino Barañao, meses atrás afirmó que hay un problema de “rebalse” ya que los científicos “no se van del país”, al tiempo que pidió que “se vayan” ya que es “tremendamente nocivo” que se queden en su territorio. Luz Ruffini, becaria doctoral del Conicet manifestó “nos rebelamos y decimos no; primero que no es necesario que los científicos se vayan para perfeccionar sus conocimientos. Se puede producir ciencia potente, correcta, acorde a los intereses de la sociedad desde Argentina y para el pueblo argentino. Nosotros apostamos por quedarnos y construir por y para nuestro país”.