Un grupo de vecinos y agrupaciones sociales se reunieron para protestar por la grave situación de los comedores comunitarios, las copas de leche, el desempleo y el descenso de las condiciones de calidad de vida.

Cansados de las malas condiciones económicas y la poca ayuda  que atraviesa el sector, un grupo de vecinos autoconvocados de la zona sureste de la ciudad se concentró en Avenida Sabattini,frente al HiperLibertad en reclamo de ayuda social.

Pili, vecina de Barrio Miralta y responsable del comedor comunitario de la zona manifestó al móvil de La Ranchada: “No nos alcanza para darle a nuestros niños lo que necesitan. Sabemos que el Gobierno de Córdoba ayuda a los grandes supermercados, entonces queremos que nos ayuden a nosotros también porque nos estamos quedando afuera. Le decimos al Gobierno de Córdoba que en cada esquina y en cada supermercado, vamos a estar cortando las calles si esto se sigue recrudeciendo”.

Vanesa, militante del MTR, expresó: “El Gobierno se está llenando los bolsillos y se olvida del pueblo. Con los ajustes que ha hecho Macri, ya no se puede vivir”. En tanto, Maximiliano, militante del PO, explicó que cada vez hay más gente en los espacios de contención comunitario y las medidas de asistencia social del Gobierno no alcanzan para abastecer a todos. “Por eso, nos vemos obligados a salir camino al sector privado que son los grandes beneficiarios de este escenario ya que están implementando cada vez más la explotación laboral”.

Aparte de las organizaciones sociales y agrupaciones políticas, se hicieron presentes los vecinos del Barrio Colonia Lola, Müller, Miralta, Ruta 20, Ituzaingó, Cabildo, Villa El Libertador.