La municipalidad ordenó el inicio de las obras de depuración y saneamiento en villa el libertador. La zona fue declarada en emergencia ambiental y sanitaria por los problemas que causaron la subida de las napas freáticas.

Tras un largo período de movilización y reclamos por parte de los vecinos de Villa el Libertador, el gobierno de la ciudad comenzó las obras de saneamiento y depuración de las napas freáticas en el barrios, que provocaron el hundimiento de los pozos negros en distintas viviendas y hasta en el CPC. Por este motivo, se realizó una inspección  ocular y recorrido por la zona, que fue declarada en emergencia ambiental y sanitaria.

Radio La Ranchada estuvo en el barrio para hablar con los afectados. Según una de las vecinas el juez Ángel Gutiérrez pidió a la municipalidad realizar los estudios correspondientes para poner en funcionamiento las bombas para bajar el nivel de las napas; y deberá, además, poner los camiones de desagote a disposición de los vecinos. Al gobierno le solicitó el saneamiento completo del canal Maestro Sur y la finalización de obras de red de cloacas.

Por su parte, los vecinos deberán trabajar en la concientización para mantener la limpieza del canal. “Tenemos cada uno un trabajo distinto, vamos a trabajar todos juntos para darle una solución a este tema” agregó la vecina.

La municipalidad ordenó que los trabajos de depuración de las napas freáticas inicien, sin más espera, esta semana. Además implementará diez camiones y se pondrán en funcionamiento tres bombas.

Los vecinos sostienen que la única solución verdadera es la finalización de las obras y la realización de una red de cloacas en la zona. En cuanto a esto, aun no hay un plazo determinado.