La situación judicial por el desalojo de las Familias de El Gateado, tuvo un giro que las favorece. Un supuesto poseedor reclamaba las tierras de 6 familias del Gateado.  La fiscalía y la jueza a cargo de la denuncia, realizaron  un relevamiento social. Derivaron a la Justicia Federal el expediente por usurpación al entender que se trata de tierras fiscales nacionales.

Los terrenos son fiscales y pertenecen a la Nación, de modo que  la persona que reclamaba tiene imposibilidades de acreditar posesión de esos lotes, se trataba de un desalojo en principio que podemos caracterizar como ilegal. Los vecinos fueron asesorados por la abogada María Teresa García de la Comisión Provincial de Tierras. Algunas familias acreditaron su ocupación y posesión con una cedula censal del Programa Arraigo, enmarcado en la ley nacional nº 23967  que los protegen frente de  una situación similar de desalojo fraudulento.

Recordemos que en los terrenos de lo que hoy se conoce como El Gateado, estaba prevista la obra Ferro-Urbano ya que esos terrenos son del Estado Nacional. Cuando las familias se asentaron a la vera de la traza del ferrocarril, el proyecto quedó sin efecto. Actualmente en la comunidad viven aproximadamente 300 familias “para sacarnos a nosotros tienen que sacar a todas estas familias y no hay lugar ¿o a donde nos van a poner a todos nosotros? No hay lugar” manifestó una vecina involucrada en el caso.

La reunión con el Programa Tierras para el Futuro, permitió avanzar en conocer la situación del expediente judicial. Las familias con el apoyo de la Comisión Provincial de Tierras  y La Mutual Carlos Mugica demandaron abrir un espacio colectivo donde participen el Gobierno Nacional, Provincial, Municipal, junto con las familias de la comunidad y las organizaciones sociales. El objetivo es comenzar a trabajar en el marco de la Ley Nacional nº 23.967,  ley que debe aplicarse para regularizar la posesión de las más de 300 familias que viven en El Gateado.

A LOS VECINOS NO LES LLEGA NI EL TARIFAZO

No tienen luz, ni agua, ni servicio de transporte. Las vecinas aseguraron que la adquisición de los servicios es lenta a causa de trabas que pone el vecino que quería desalojarlos. La próxima acción que harán es ir al Ersep para obtener una solución.