La concejala Marielle Franco, miembro del Partido Socialismo y Libertad (PSOL),fue asesinada el miércoles a las 21.30 horas en Río de Janeiro. El crimen ocurrió cuando Marielle dejaba “Casa Das Pretas”, del barrio Lapas, donde había participado de la charla “jóvenes negras cambian las estructuras”. Fue perpetrado por sicarios profesionales que siguieron el automóvil de la concejala a lo largo de varias cuadras hasta que se le acercaron y dispararon 9 balazos que también mataron al chofer y causaron heridas leves a una asistente.

Ayer en la ciudad de Buenos Aires se realizó una concentración en el Obelisco en repudio al asesinato que generó conmoción no sólo en Brasil, sino en todo el mundo. En declaraciones a FARCO, Andressa Caldas, del Colectivo Passarinho -un grupo de brasileños que viven en Argentina y que defienden el restablecimiento de la democracia en Brasil- y amiga de Marielle, se mostró confiada en que “el hecho puede ser un disparador de un cambio de actitud, de mas movilización en el país, que viene anestesiado desde el Golpe del 2016″.

Hay un pedido para que la investigación la realice la Policía Federal ya que los primeros sospechosos son los paramilitares, o “milicias”, que controlan decenas de favelas. Para Andressa Caldas, la investigación no llegue a las personas que estaban interesadas en la muerte de Marielle, pero sí a quiénes ejecutaron los disparos. “Hay una red de intereses que quería mandar ese mensaje, intentando callar a todas las voces de las mujeres, negras, jóvenes, que esta surgiendo con este proceso de ruptura democrática en Brasil“, reflexionó.

Caldas también recordó a su amiga Marielle, a quién conocía desde hace 15 años: “Marielle era la mejor que teníamos. La mejor militante, la mejor mujer. Alguien que vino de la Favela. Con 19 años fue madre soltera. Mujer negra. Asumió su bisexualidad. Fue una de las concejales mas votada en las elecciones del 2016. Una militante de derechos humanos. Era quién atendía todos los casos de violencia institucional en la Favela. Nunca dejó de vivir en la Favela”.

Desafiaba todos los poderes constituidos, principalmente los intereses poderosos que dominan la política en Brasil, en especial en Río de Janeiro. Denunciaba los mandos de la policía militar, las milicias, las participación y el involucramiento de sectores del poder judicial y de la misma cámara de concejal en todo el proceso de intervención y golpe que ocurre en Brasil del 2016″, explicó.

FUENTE: AGENCIA FARCO.