El Ministerio de Trabajo dispuso conciliación obligatoria ante el paro de los choferes de la empresa ERSA. Fue destituído el Secretario General de UTA, Ricardo Salerno.

Luego de las asambleas sorpresivas del miércoles y ante el paro general que fijó el gremio de los choferes, el Ministerio de Trabajo de la Provincia dictó conciliación obligatoria.

La asamblea en señal de protesta comenzó en la primera mañana del miércoles y finalizó con un pedido de paro de toda la Empresa a partir de la medianoche. Algunos de los reclamos de los trabajadores son  la omisión del respeto a la jornada de 7 horas, resultando éstas de 9 horas; el respeto por las carpetas médicas y una propuesta concreta ante los sorpresivos siniestros que sufren los trabajadores en su cotidianidad laborable.

ersa

La Empresa ERSA, la Municipalidad de Córdoba y el Ministerio de Trabajo no se hicieron presentes para dialogar con los trabajadores en el marco de la reunión informativa y como continuidad de una serie de discusiones y luchas que está llevando a cabo el Gremio de la UTA desde hace tiempo. “Con esa actitud, sospecho que ya hay una sociedad conforada entre la Empresa, la Municipalidad de Córdoba y el Ministerio de Trabajo”, expresó Salerno y denunció la no participación y aceptación del Ministerio de Tranposte a un pedido de audiencia realizado por los trabajadores.

Salerno destituído

Por otro lado, durante la medianoche del miércoles, el Veedor Nacional del Gremio de la UTA, Jorge Kiener, destituyó a Ricardo Salerno de su puesto como Secretario General y la Municipalidad hizo extensivo el anuncio del Ministerio de Trabajo de dictar la conciliación obligatoria ante el paro lanzado por los choferes de la Empresa ERSA.