A una semana del juicio por el asesinato de David Moreno, su madre Rosa, miembros de organizaciones de Derechos Humanos y de la Campaña Contra la Violencia Institucional Córdoba, realizaron una conferencia de prensa.

Esta mañana, en el cuarto piso del Anexo de la Legislatura los presentes de distintas organizaciones brindaron su apoyo a la familia y comentaron los pormenores de la causa. David Moreno fue asesinado por la Policía de la Provincia de Córdoba durante una represión el 20 de diciembre del 2001, en Villa 9 de Julio.

Luego de 15 años de idas y venidas, teñidas de amenazas, presiones y trabas, la familia de David y su equipo de abogados, entiende que la responsabilidad por el hecho la tiene el Estado, más allá de los actores materiales quienes ejecutaron la orden de reprimir con balas de plomo. La abogada actual de la causa entiende que: “Las demoras que hemos tenido son responsabilidad del poder judicial porque la fiscalía puso muchas trabas”.

Rosa, su madre, declara que está “ansiosa por verle las caras” a los acusados. “No siento pedir una condena, porque nada va a recuperar la vida de David. Pero yo quisiera que la justicia actué de manera independiente, objetiva, y que realmente condene a los responsables materiales y políticos”.

Y continuó: “Creo que va a ser muy difícil para la justicia condenar a los responsables, pero al menos que se reconozca la responsabilidad del Estado, y de ahí para abajo”. Por último, Rosa, dijo que pase lo que pase con la condena, esto no tiene que ocurrir más: “No hay condena que valga si esto sigue sucediendo”.

La causa también involucra a tres denunciantes más: Marcelo Fregenal, Rubén Fosarelli y Luciana Parra, quienes sufrieron lesiones graves en su cuerpo debido a las balas de plomo disparadas por la Policía. Al respecto, Rosa, mamá de David aclara: “la idea fue tirar a matar, uno, dos, tres, los que fueran”.

El Juicio por la muerte de David tendrá lugar el día 17 de Abril a las 9hs en Tribunales II. Las audiencias se llevarán a cabo todos los días durante las primeras semanas. La causa cuenta con 120 testigos.