Organizaciones de camino 60 cuadras continúan reclamando por las escrituras de sus viviendas. Además demandan regularización en los servicios públicos.

Las organizaciones continúan  reclamando por la escrituración de sus viviendas, existen grandes dificultades y trabas en el proceso de lograrlo. Hace más de 20 años que vienen gestionando para obtenerlas. El móvil de La Ranchada se acercó a la zona sur de la ciudad para dialogar con  vecinas de la Cooperativa Famiias Unidas, Asociación civil Vipro, Mutual Chacra La Merced

La Cooperativa Familias Unidas hace décadas sostiene la demanda por la escrituración de sus viviendas. A lo largo de esos años el proceso con algunos avances, se vio pausado por el Escribano Guitierrez Alonso. Cristina, integrante de Familias Unidas, explicó que han consultado distintas legislaciones que los ampare porque “somos gente de bajos recursos, nadie tiene poder adquisitivo para pagar una escritura”.

Por su parte, Ana María, integrante de la Asociación Civil Vipro, manifestó “Nuestro Proyecto durmió 19 años en la Municipalidad. No hemos puesto con el fin de poder conseguir las escrituras, sin que haya la necesidad de una elección política, porque a veces se espera esos momentos”.

 Además las organizaciones de Camino 60 cuadras plantearon que los servicios públicos esenciales funcionan en forma inestable. Es necesaria una limpieza de los sitios baldíos de la zona,  las calles de tierra  cuando llueve se inundan por ausencia de cordón cuneta y el alumbrado público se deteriora permanentemente por falta de mantenimiento.

Vecinas manifestaron que es los funcionarios deben escuchar  a la comunidad. Cristina expresó “hace falta que existamos dentro de lo que es la municipalidad” y Micaela agregó “Nosotros realmente nos sentimos abandonados por el estado municipal y provincial. Cuando hacemos reuniones con los funcionarios, nos dicen que nos conocen, que les llevemos un plano porque no conocen la zona, es una vergüenza”.