El merendero de barrio 1° de Diciembre funciona tres días a la semana. Se financia con $1500 mensuales que recibe del Ministerio de Desarrollo Social.

La copa de leche Los Peques de barrio 1°de Diciembre funciona desde hace 3 años los días lunes, miércoles y viernes, con menos de dos mil pesos para alimentar a más de cien niños y niñas de la zona. Con este monto alcanza para una taza de leche, arroz con leche o mate cocido, acompañado con pan.

Valeriana, referente del espacio, destacó que en el último tiempo ha crecido el número de niños que concurre a Los Peques por la actual crisis económica que atraviesa el país“yo creo que es por todo lo que esta pasando, hay padres que se quedan sin trabajo, y hay muchas familias que tienen muchos hermanitos”.

En el merendero cocinan a leña, y se sostiene con $1500 del Ministerio de Desarrollo Social. El monto resulta insuficiente para la gran demanda, por lo que también recurren a la fundación Banco de Alimentos como miembro eventual, pero se encuentran en la necesidad de ser un miembro permanente.

1° de Diciembre es un barrio sin transporte público, sin cloacas ni agua legal. Las conexiones son precarias y por la rotura de un caño esta semana estuvieron sin agua, por lo que Los Peques no pudieron merendar. Al resspecto, Hilda, vecina de la zona, se lamentó por la situación y dijo “que la economía se esta viniendo abajo,  la gente de pocos recursos lo estamos sufriendo(..) la gente que no tiene trabajo estable,  damos gracias que está la compañera de este sector ayudando a esta comunidad”.