La copa de leche funciona desde hace 8 años, comenzó con la iniciativa de María, vecina de la zona. Actualmente atiende 340 niños y 48 abuelos, los días miércoles y sábados les brindan almuerzo y cena, el resto de los días desayuno y merienda. La situación de Villa Boedo es complicada económicamente, tienen cada vez más niños y ancianos que necesitan recurrir al comedor.

El espacio es pequeño y se ve excedido por la cantidad de gente, desde el comedor necesitan más alimentos, y más propuestas para las vacaciones como viajes a colonias, idas al teatro, para los niños, ya que no reciben ayuda estatal, apelan a la solidaridad de los cordobeses.

Nota: María, referente del comedor.