Tras el intenso reclamo por gran parte de la sociedad civil, la Unicameral trató la adhesión a la normativa nacional en materia de violencia hacia las mujeres. Con 56 votos a favor y cuatro en contra, en la provincia ya rige la Ley de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales.

Dos semanas atrás la provincia adhirió a la ley de violencia familiar, lo que generó críticas al gobierno por no adherir a una norma específica a la violencia hacia la mujer.

Al respecto, la Legisladora Liliana Montero (Córdoba Podemos) explicó que la provincia debe comenzar a “alinear sus políticas públicas en un concepto más amplio del que vení teniendo, que estaba basado en una ley con 10 años de antigüedad”. La ley de Violencia Familiar reduce el ámbito en el que se genera la violencia dejando fuera los casos de violencia hacia la mujer.