El nuevo pedido de incremento en un 24,9 % en la tarifa llevaría a $40,48 para taxis y $41,23 para remises en los servicios diurnos.
En cuanto a los servicios nocturnos, pasarían a $46,50 en taxis y $47,50 en remises, alcanzando los valores de los vehículos de servicio público la inflación actual.