El déficit habitacional es una de las problemáticas sociales más importantes en la provincia de Córdoba. En la primavera del 2014 más de 400 familias que vivían en las calle o hacinados en zonas aledañas decidieron dar fin a esa situación instalándose en una porción de tierra de barrio Angelelli. 

El móvil de exteriores de Radio La Ranchada acercó sus micrófonos a la toma de tierra de Angelelli para saber cómo continúan en este proceso de acceder a una vivienda digna. Dos de los referentes de la zona hablaron en La Hora de las Villas y los Barrios: Néstor, vecino delegado de la toma y Piero, del Movimiento Patria Grande que acompaña a los vecinos en esta lucha por una vivienda digna.

13242080_1088619704545088_1266633331_oNéstor contó que son 350 familias las que están luchando en la toma, 180 familias de Argentina y países limítrofes ya viven en el lugar. Afirmó que resulta muy difícil residir en la toma ya que no cuentan con servicios esenciales como agua y electricidad, sumado a que para algunas familias es muy difícil acceder a los materiales para la construcción de su propia vivienda. “Es gente trabajadora que realmente le hace falta su casa, su vivienda. No está pidiendo nada de otro mundo. Es algo que todos merecemos, que con la lucha se puede conseguir”.

Piero, agregó que varios grupos familiares conviven en viviendas pequeñas “esa es la gran problemática, los vecinos quieren un lugar como todos queremos, un hogar donde se pueda  vivir tranquilo, realizarse, tener un techo para los chicos, para comer, descansar. Nada que cualquier otra persona no quiera”.

Además, sostuvo que frente al problema habitacional no existen políticas sociales que sean realmente accesibles, frente a lo cual la toma de la tierra ociosa se convierte en una alternativa: “una de esas alternativas es una tierra que no se está utilizando, que nadie le da importancia. Nosotros sí le damos importancia, entendemos a los vecinos, lo laburamos, venimos nos instalamos y empezamos a armar nuestro propio barrio, es buscar una solución ahí a donde el estado no la da”.

Finalmente contaron cómo se organizan en base a tres ejes principales. En el avance de la cooperativa de vivienda que conformaron con los vecinos del barrio para la realización de todos los trámite legales; la continuación en la urbanización del barrio, la creación de un centro vecinal y una plaza. Y en tercera instancia  necesitan que los vecinos que están en esta lucha puedan vivir en la toma, que se incorporen para ayudar a la identidad del barrio.