Según datos dados a conocer por la CAME, ya van 14 meses consecutivos de caídas de ventas. El sector de electrodomésticos el más afectado con 20% en la disminución de su comercio.
Los últimos números dados a conocer por la Confederación Argentina de Mediana Empresa (CAME), arrojaron una preocupante disminución en la venta minorista del 4,1%. La empresa advirtió que las importaciones permiten que otros países sean atractivos para los argentinos debido a la diferencia de precio.
Vicente Lourenzo, Secretario de Prensa de la Confederación, expresó que esta baja en el consumo significa que la actividad sigue sin repuntar y aseguró: “Son 14 meses consecutivos de caídas de venta”.
Cabe destacar que CAME, anteriormente en sus informes, había dado a conocer que en 2016, la baja de ventas en comercios minoristas era del 7%. Lo que respecta al primer mes de este año, según la entidad, la actividad había repuntado 2,5%, pero en febrero el resultado fue “realmente malo”.
“Estamos realmente muy preocupados, porque con estos números, no hay Pyme que pueda salir adelante”, expresó Lourenzo, quien también se refirió a la decisión del gobierno de quitar la devolución del IVA a la hora de comprar con tarjeta de débito: “esto repercutió de forma negativa dado que representó en 2016, 6 millones de pesos que volvían del Estado al ciclo de consumo y que este año ya no van a volver”.
Finalmente al ser consultado sobre los rubros más perjudicados en la caída del consumo, desde CAME aseguran que “electrodomésticos es el gran perdedor del 2016”, a causa que sus ventas se reducen en 20% respecto al año 2015.
Muchos otros rubros que no comercian artículos de primera necesidad, como jugueterías o joyerías, les cuesta poder cubrir costos. Todo esto, según CAME, se da debido a las medidas económicas implementadas en las cuales las importaciones hacen que los mercados extranjeros sean más redituables que el local.

Categorías