La CTEP desde hace bastante tiempo comenzó a proponer la Ley de Emergencia Alimentaria, para que exista una dieta diversa de verduras y frutas para los sectores populares.

Con la fuga de capitales, el aumento del dólar, con la subida de precios de los productos alimenticios y con lo perjudicial que puede ser para la sociedad la introducción del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, muchas familias y jóvenes, que no tienen lo necesario para su subsistencia, fueron armando ollas populares como forma de reclamo para encontrar una solución ante estas problemáticas.

Sin la obtención de respuestas por parte del gobierno,diversas organizaciones políticas, entre ellas, la CTA y la CGT,se movilizaron frente al congreso Nacional, para exigir que se aprueben las 5 leyes presentadas por los movimientos, y que se llegue a una resolución para este conflicto.

Tras la reunión que se realizó la semana pasada, con motivo de la movilización y paro general del 25 de junio,Natalia Astegiano, referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos, explicó: “Nosotros,primero que nada, creemos que es una gran noticia,que por fin la CGT  haya definido para adelante un paro general”.

“Es algo que venimos buscando y pidiendo desde hace mucho tiempo, porque creemos que es el gobierno que esta generando una serie de medidas que están afectando a todo el pueblo  trabajador y que solo pueden ser defendidas en la calle, con el claro rechazo a las mismas”, manifestó la referente de MTE.

Audio: