El cordobés Maximiliano Espinillo nos cuenta sus sensaciones y su gran alegría por formar parte del plantel que representa a nuestro país en el mundial.

La Ranchada pudo conversar con Maximiliano Espinillo en los días previos al mundial de fútbol para ciegos que comenzará 16 de noviembre en la ciudad de Tokio, Japón. Maximiliano, de 20 años y oriundo del barrio IPV Arguello de la ciudad de Córdoba, será uno de los tres representantes cordobeses que tendrán Los Murciélagos en el campeonato mundial.

“…Por ser mi primer mundial estoy con muchas ganas, con mucha tranquilidad, sabiendo que el equipo está bien y que dejaremos la vida en cada partido…” declaraba el delantero cordobés.

Con respecto a su preparación para este torneo, Maxi nos dijo lo siguiente “…estar en el mundial fue una meta que me propuse a principio de año, pensé que no iba a llegar porque hay muchos jugadores delante de mi con mucha experiencia, muchos años en esto, a mi me tocó tener un buen año, metiendo goles en la liga y en la selección por eso estoy muy satisfecho y contento y con hambre de seguir ganando…”
Espinillo obtuvo la liga nacional de fútbol para ciegos 2013 junto al club Unión del Viso de la provincia de Buenos Aires y actualmente juega en el Club Medea de la ciudad de Córdoba, con quien disputará el hexagonal final de la liga nacional en el mes de diciembre.

“…Sentimos que estamos apoyados y que cuando salimos afuera representamos a nuestro país, a nuestra ciudad y a nuestra familia, jugamos para dejar en lo más alto a la Argentina…” afirmaba el delantero.

Pudimos preguntarle a Maxi de quien se acordaría cuando estuviese por entrar a la cancha a cantar el himno de su país, y luego a jugar al fútbol y emocionado nos respondió “…me acordaré de mi familia principalmente, de mi vieja, mis hermanos, eso es lo fundamental, me acordaré de mis entrenadores, mis profes, mis compañeros del club Medea, de los chicos del gimnasio de barrio Yofre, de todos ellos que me apoyan y les agradezco por ayudarme y que son también responsables de que yo esté jugando un mundial…”

Maximiliano Espinillo junto a los también cordobeses Nicolás Veliz y el histórico jugador de los murciélagos Lucas Rodriguez disfrutan de la incomparable experiencia de jugar un mundial y de vestir la celeste y blanca. La Ranchada los felicita por su constancia, esfuerzo y les agradece por representar a Córdoba y a nuestro país.

Por Seba Rizzi.