Estuvimos en comunicación telefónica con Nahuel Levaggi, integrante de Unión Trabajadores de la Tierra (UTT), quien nos informó acerca de la denuncia que se presentara esta tarde en el INADI contra el Ministerio de Agroindustria. Organismo que bajo la actual gestión ha producido un gran desfinanciamiento del Subsecretaria de Agricultura Familiar, que les brindaba a los pequeños productores una oportunidad para la presentación de proyectos y tener acceso a políticas publicas.

Nahuel Levaggi.

Levaggi nos comentó que esta denuncia contra el organismo se realizara en relación con que actualmente el programa “Cambio Rural”, que permite brindar a los pequeños y medianos productores un financiamiento en asistencia técnica, fue modificado. Este cambio, publicado mediante un boletín oficial, establece que solo pueden ser beneficiarios de este programa solo personas que sean nacidas en Argentina. “Esto es desconocer que quienes se dedican a la producción horticola son, en su gran mayoría, productores no nacidos en Argentina, de esta forma lo que hace el gobierno es de forma oficial discriminar a estas personas”, establece el integrante de UTT y agrega: “No tiene sentido, es una disputa xenofobica, este programa es una política para pequeños y medianos productores y de esta forma lo que hacen es excluir a un gran porcentaje de pequeños productores”.

Esto es llamativo, dado que se hace en un marco de extranjerización de la tierra en mano de grandes multinacionales y empresarios extranjeros. “Discriminan al que viene a trabajar y reciben al que viene a  sacarnos tierra. Están institucionalizando la discriminación, porque esta publicado en el boletín oficial” cierra Levaggi.

Esta situación va de la mano con recortes por parte de Nación en otras áreas que afectan a los pequeños productores como es el caso del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Ministerio de Desarrollo Social. Esto se debe a que el programa “Pro Huerta” que brinda capacitación y reparte gratuitamente kits de semillas a pequeños productores ha reducido considerablemente la cantidad de recurso destinados a sus beneficiarios, lo que afecta principalmente a los productores mas vulnerables, quienes no pueden producir sus propios recursos.