Vecinos de la toma de Cabildo denuncian que sufren hostigamiento por parte de la policía provincial. Entre los episodios se encuentran el corte de servicios y las permanentes amenazas con detenciones.

Desde el 20 de Octubre pasado, unas 147 familias tomaron, de manera pacífica, tierras en cercanía a Barrio Cabildo. Desde Radio La Ranchada nos acercamos al lugar y hablamos con algunas de las familias vinculadas a la toma.

Aseguran que están pasando una situación complicada, entre las lluvias, el calor, y la intimidación por parte del personal policial “Nos acosan constantemente(…)Los vecinos nos dan agua y los policía nos corta las mangueras(…)Hemos pedido el medidor, vino Epec a poner la luz pero la policía tampoco los dejaron”. Además la vecina sostiene que cuando preguntan cuál es el motivo, no responden, se burlan y se ríen.

Gabriel,  delegado de la toma, manifiesta que la policía actúa de manera provocativa, cortándose los servicios sin ningún tipo de orden: “el trabajo de la policía no es cortar el agua ni la luz, es cuidar a todos los ciudadanos de córdoba y no lo están haciendo, la zona sur es la zona más castigada por el robo, la policía prefiere venir acá amenazar y amedrentar a las familias (…) nos amenazan con llevarnos preso sin ninguna razón” agrega.

Los vecinos dicen que lo que les preocupa son los cambios climáticos más que el abuso por parte de la policía. Son muchas familias, con menores, y la situación es cada vez peor. Insisten en que no tienen otra opción, si bien son familias trabajadoras, su sueldo no les permite acceder a un terreno o una vivienda.