Se trata del Colegio Julieta Delfino de la localidad de Villa Carlos Paz. Docentes fueron despedidas por reclamos salariales.

Durante el mes de julio, sin previo aviso, se llevo a cabo la desvinculación de cinco docentes que exigían sus recibos de sueldo correspondientes y los pagos adeudados. Los reclamos se debían a que el colegio no hacia los aportes patronales y los salarios se pagaban en cuotas, sumado al miedo del personal a reclamar y ser cesanteados del cargo. Las docentes desvinculadas se organizaron y difundieron por diversos métodos, la situación que se vive en la institución.

Se pidió que tomen cartas en el asunto a las autoridades competentes como el sindicato de docentes privados (SADOP) y la Dirección de Institutos Privados de Enseñanza (DIPE).

Respecto de este pedido de soluciones y representación al sindicato (que es quien debe velar por la defensa de los trabajadores) los docentes que acudieron recibieron la misma respuesta: “No hay nada que hacer”, “hay que cambiar de trabajo” naturalizando las practicas y manejos de Carlos Forno.

Con respecto al colegio Delfino, su dueño, Carlos Forno, es el mismo dueño del colegio Emilio Lamarca de la ciudad de Córdoba, donde existían las mismas irregularidades, y ante la negativa de resolver la situación, la Dirección de Institutos Privados de Enseñanza (DIPE) no autorizo la apertura del colegio para el ciclo lectivo 2017. Las trabajadoras quedaron en la calle.

Es una constante en la provincia la vulnerabilidad de los derechos laborales de los docente en las escuelas privadas. El meollo de la cuestión es que a los docentes privados se los contrata bajo la Ley de Contrato de Trabajo, que tiene clausulas mucho más flexibles y precarias, y por lo tanto menos beneficiosas, que las que tiene un docente de escuela pública.

En síntesis, las consignas de reclamo de las trabajadoras despedidas son:

-Que se paguen las deudas a los despedidos.
-Que se regularicen los juicios que hay contra Forno.
-Que hagan los aportes jubilatorios correspondientes que adeudan.
-Mas defensa y control por parte del Ministerio de Educación de la provincia.

Fuente: ZUMBA LA TURBA