Estela Giménez. delegada de UTS, informó que la salida de los ascensores representan un riesgo para pacientes y trabajadores de la institución. Ademas, remarcó que las rampas de traslado están mal iluminadas.

En el corriente mes ya tuvo lugar un accidente a causa de los problemas mencionados por Giménez. Un niño se apoyó en la puerta de uno de los ascensores, la cual se abrió y dejó caer al menor. A pesar de que el incidente no tuvo consecuencias graves y solo fue un susto, este problema en las instalaciones del lugar no deja de representar un riesgo.

Además, la delegada de UTS, manifestó la falta de personal en enfermería: “Estuvimos desbordados el fin de semana. Y hasta el momento no hemos tenido ninguna solución”.