La Procuración Penitenciaria de la Nación publicó un informe en donde alerta sobre la sobrepoblación de los privados de la libertad en lo que va del año.

Durante las primeras semanas de 2017 el Servicio Penitenciario Federal ha vuelto a superar el récord histórico de personas detenidas.

Inclusive desde el 20 de enero se registra sobrepoblación general, es decir,  hay más personas encarceladas que la capacidad total de alojamiento declarada.

La Procuración denuncia que no hay información confiable sobre la capacidad de alojamiento de las unidades penitenciarias.

Algunas de las consecuencias son el hacinamiento y la falta de privacidad; el deterioro edilicio y material; la degradación de las condiciones higiénico-sanitarias; la imposibilidad de acceder a trabajo, educación, actividades recreativas así como de mantener los vínculos familiares y sociales; la deficiente alimentación y atención a la salud; tortura, malos tratos y el incremento de la violencia intra carcelaria y el contagio de enfermedades entre otras.

 

Categorías