Sigue la lucha de los trabajadores despedidos por la empresa multinacional para que se les devuelva su fuente de trabajo. Desde la Coca justifican despido por baja productividad.

El conflicto tiene inicio el día 31 de enero cuando tres trabajadores fueron desvinculados de la planta embotelladora ubicada en Ruta 19, camino a Montecristo. Santiago Ballardis, quien contaba con una considerable antigüedad en dicha planta, aseguró que “la empresa no admitirá que nos despide por lesiones”.

Cabe recalcar que los despidos datan de comienzo de año, cuando en el mes de enero se les rescindió contrato a 40 trabajadores, los cuales recibieron su indemnización. Tanto en ese caso como en los despidos que datan de días atrás, el área de comunicación de la planta aseguró que los despidos se dieron debido a la baja productividad por parte del personal afectado y negaron que haya sido por una reducción de personal.

Bajo este contexto, Santiago Ballardis, declaro: “Esperábamos que la empresa fuera a jugar sus cartas excusando la baja respuesta laboral y no admitir que nos despidieron por haber sufrido lesiones a la hora de realizar nuestros trabajos”.

Por lo pronto las medidas de fuerza siguen siendo acompañadas por diversas organizaciones sociales. En el día de ayer, para visibilizar su reclamo, cortaron media calzada de la Ruta 19, en cercanías de la ubicación donde se encuentra la planta.

Categorías