El DIAT, es un Dispositivo Integral de Abordaje Territorial que depende de Sedronar. Funciona en la Comunidad Marta Juana González de Villa El Libertador, en este espacio los y las jóvenes opinan, participan y comparten su tarde. Funcionan talleres recreativos, educacionales y deportivos.

 

El objetivo del DIAT es contener a los/as jóvenes, es por este motivo que llevan adelante una prevención sobre el consumo y las adicciones. En este espacio abierto a la comunidad, los y las chicas participan de diversos talleres educativos, culturales, deportivos. En cuanto al equipo de trabajo, están comprometidos y trabajan articuladamente con la comunidad, realizando reuniones con los/as vecinas/os, y articulando  con el espacio de la copa de leche, biblioteca popular, y las unidades productivas. Laura Cáceres, Coordinadora del DIAT manifesta “también merendamos, a veces cenamos, compartimos mates, charlas (…) es un espacio donde los chicos pueden sentirse cómodos, pueden sentirse incluidos, donde puedan participar y opinar”.

El ajuste económico que vive la sociedad argentina produce un efecto negativo en los jóvenes de los sectores más vulnerables. Y la Comunidad Marta Juana Gonzalez no queda exenta, Laura Cáceres hace referencia a que a mayor vulneración de derechos se agudiza la problemática de las adicciones, cada vez  se acercan mas jóvenes afectados  a pedir trabajo,etc “que se sienten solos, con pocas posibilidades de desarrollarse”. Lo que se hace desde el DIAT es asistirlos cuando es necesario además de llevar a cabo un trabajo de prevención “lo que hace falta es creer en ellos, que no sean usados por los vivos de siempre que con cualquier sustancia lo que hacen es generarles mayores problemas y menos condiciones para que puedan desarrollarse”

Unidades Productivas de la CTEP

30 chicos y chicas de la comunidad a través del Programa Primer Paso (PPP) vienen desarrollando en vinculación con la Cooperativa de trabajo “Trabajo y Dignidad” que pertenece a la CTEP, actividades productivas en el área textil, carpintería,soldadura, serigrafia, hacen adoquines, y realizaron un vivero.  Se trata de jóvenes que no han tenido un trabajo formal “están aprendiendo y  siendo respetados realizando un trabajo digno”. Actualmente un grupo de hombres, trabajadores de la construcción de la cooperativa de trabajo que cobran el salario social complementario están ayudando en la terminación del espacio del DIAT.