El DIAT Y “La Casita” son dos dispositivos de SEDRONAR que funcionan en articuladamente en Maldonado, acompañando y asistiendo con adicciones y problemáticas de consumo.

Los DIAT son Dispositivos Integrales de Abordaje Territorial y asistencia a los consumos problemáticos.  En Maldonado, está compuesto por diferentes áreas, de formación, deportes, cultura y expresión artística, género y trabajo. En barrio Maldonado el DIAT funciona en articulación con La Casita, otro dispositivo de SEDRONAR llamado CAC  (Casa de Atención y Acompañamiento Comunitario). La Casita es un espacio donde concurren muchas personas del sector a pedir ayuda, se ha convertido en un espacio de referencia y escucha  donde concurren al rededor  15 jóvenes y otros 10 en forma ambulatoria.  El espacio funciona en articulación con la Secretaria de Prevención y Asistencia de las Adicciones del Gobierno Provincial, los profesionales escuchan las problemáticas y hacen un seguimiento de las mismas,  Lucas Torrice, Director del DIAT de Maldonado manifesta “es importante que muchos actores se involucren y puedan trabajar en conjunto (…) esa sinergia de trabajar dos juridicciones” y agregó”estos dos dispositivos son la columna vertebral del proyecto que tiene como figura a Mariano Oberlin”.

Los jóvenes que concurren a diversos talleres y están acompañados por sus profesores, en todo el proceso que transcurren. Lucas Torrice plantea que es importante entender con qué sujetos trabajan, “muchas veces el sujeto es errante en este camino y muchas veces no tiene que ver con la propuesta, sino con la vida cotidiana del joven”, ya qué muchas veces los jóvenes recaen o se encuentran con problemáticas nuevas “es importante entender que es es parte del panorama, es un error pensar intervenciones que vayan a ser lineales y superadoras.  Nosotros recibimos a todas las vidas, sin prejuicios con una actitud de acogida”, en este sentido destaca el acompañamiento cómo un enfoque distinto “el sujeto deja de ser un enfermo, un paciente para ser un sujeto de derecho que esta atravesando situaciones complejas y hay que saber trabajarlo”

Además funciona en el sector, el Programa Atajo (Programa de Acceso Comunitario a la Justicia). El principal objetivo del Programa es facilitar el acceso a la justicia de las personas en condición de vulnerabilidad y su participación en el sistema de administración judicial. El Programa es una herramienta jurídica fundamental ya que muchos de los jóvenes tienen conflictos judiciales producto del consumo “ha sido una herramienta muy útil para el abordaje, porque muchos pibes a raíz del consumo tienen algún problema penal o antecedente”.