Desde hace varios miércoles, unos veinte emprendedores se reúnen cada semana en la Mutual Carlos Mugica en torno al ciclo “Diseño e Innovación Textil” taller que se dicta en el marco del proyecto de investigación aplicada “Estrategias de diseño y comercialización en la confección de indumentaria en el Gran Córdoba. Hacia un Centro de Innovación y Diseño para la Economía Social” aprobado a fines de 2014 por la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación.

Miembros del equipo de investigación nos reunimos en esta ocasión con Adriana Vallejo, quien participa activamente del curso, a que nos contara un poco sobre su incursión en el rubro textil y sus desafíos y expectativas para este año.

“Yo me metí en el rubro textil por contagio”, comienza Adriana, antes hacía cerámica, había estudiado para eso, pero de a poco la ropa fue ganando y ahora hace 10 años que se dedica exclusivamente a esto.

Adriana confecciona ropa de mujer de estilo artesanal, trabaja con telas crudas, procesándolas y mezclándolas ella misma, dando identidad al proyecto que construye y afianza todos los días Arte y Mixtura. “Que la musa te encuentre trabajando” nos dice con una sonrisa, cuando nos cuenta que la creatividad es trascendental en el diseño textil.

adriana imagen 3

Como pequeña emprendedora ella es una sola para hacer todo, es un trabajo que lleva mucho tiempo, labor y dedicación. Sin embargo afirma  “Me encanta lo que hago, poder vivir de esto me da mucha satisfacción”

“Con el tiempo me he ido organizando, trabajo todos los días. Antes lo hacía de la mañana a la noche sin descansar, ahora trato de ponerme horarios y cumplirlos, de tener una conducta, para poder avanzar y también terminar más temprano” Tiene su propio tallercito en su casa, “me voy al taller y me voy al trabajo, los chicos ya saben que si me necesitan me buscan ahí” todo está en ese lugar, las máquinas, la mesa de corte, las telas.

Las prendas no se hacen en un día, sino que a lo largo de la semana se va cumpliendo todo el proceso. Los lunes, por ejemplo, Adriana corta toda la tela en función de lo que le hace falta a partir de lo que fue vendiendo. Nos cuenta que lo que más le gusta es el momento de ir a comprar las telas. Desde que se sumó al Banco de Telas, ella señala que es diferente, que es un proyecto que significa toda una ayuda para las emprendedoras “No podemos ir a los mayoristas y comprar tanta tela de todas las que necesitamos cada una de nosotras sola, entonces cuando nos juntamos, entre todas podemos dividirnos la tela, porque venden muchos metros. Entre todos armamos la lista según la plata con la que contamos y vamos a elegir y a comprar, es muy solidario”

Adriana hace varios años que viene formándose en torno a los emprendimientos textiles, hizo cursos y participó de programas, en todos aprendió cosas, nos cuenta “Si uno no estudia nada es como que te quedas estancado, yo siempre aprendo algo, de todo lo que hago, hay que moverse todo el tiempo”

Adriana_arte y mixtura

Cuando le preguntamos sobre el ciclo de capacitación nos dijo “me llamó la atención lo de innovación, lo que yo hago es para un grupo específico de gente, que le gusta vestirse de ese modo. Eso tiene sus limitaciones de venta, entonces siempre pensé en hacer otra línea que sea un poco más para todo el mundo, y para todo el año, innovar en eso. Estos talleres me están ayudando porque acá estoy aprendiendo cosas como el estampado y el sublimado, Eugenia sabe mucho, nos da tips de cosas que nos re sirven. Además el intercambio de experiencias con gente que se dedica a lo mismo que uno, eso también está bueno”.

“El emprendedor pequeño que no puede competir con fábricas ni con grandes marcas nunca puede tener los precios que ellos tienen, por eso hay que diferenciarse, hacer cositas distintas para que la gente las lleve por ese valor de distintos, eso tiene que ver con la innovación y con la identidad de los productos”

adriana_imagen2

Para conocer las cosas que hace Adriana, la podemos visitar en la Feria la Ribera en la zona del paseo, todos los sábados, domingos y feriados del año. También encontramos sus creaciones en el local de UDAIC (Unión de Artesanos Independientes de Córdoba) que es el 22 de la Galería San Martín, en pleno centro de la ciudad.