Santiago Gómez, Concejal del Movimiento ADN, explicó la propuesta que surgió desde su Bloque de promulgar el 9 de octubre como Día del Árbitro de Fútbol en toda la Argentina en homenaje al accidente sufrido por los árbitros cordobeses el año pasado y en reconocimiento a una vocación siempre hostigada.

El 9 de octubre de 2015, cuatro jóvenes árbitros cordobeses viajaban a dirigir la Liga Regional de Fútbol Beccar Varela en la Localidad de Pascanas, interior de la Provincia, cuando chocaron de frente contra un camión y fallecieron al instante. Se trató de una noticia de trascendencia nacional e internacional pero, desde la AFA, se decidió no decretar duelo ante la coincidencia del hecho trágico con el fin de semana del Súper Clásico entre River y Boca. 

A partir de lo sucedido, desde el Sindicato Argentino de Árbitros, SADRA Delegación Córdoba, se acercaron al Bloque del Movimiento ADN para plantear la idea de aprobar dos proyectos: declarar el 9 de octubre como el Día del Árbitro a causa de la muerte de los cuatro cordobeses que perdieron su vida en ejercicio de su profesión y colocar en la Plaza Agustín una placa conmemorativa en homenaje a ellos ya que, desde allí, partieron aquella noche, lugar convencional de encuentro y salida de los árbitros que tienen que dirigir en el interior de la Provincia y del país.

Será la primera vez en la historia argentina que se brinda un homenaje a la labor de los árbitros, una profesión bastante ingrata que nunca nadie ha destacado. Hay un gran hostigamiento hacia los árbitros pero nadie piensa que sin ellos no existiría el fútbol. Ser árbitros nos es sólo una profesión, sino una pasión”, argumentó el Concejal Gómez.

La inauguración de la placa conmemorativa se realizará el 11 de octubre durante media mañana. Ese mismo día pero por la noche será el partido de Argentina contra Paraguay, donde la Selección Nacional jugará de local en el Estadio mundialista Mario Alberto Kempes de la Ciudad de Córdoba.