El Centro Cultural Kasa Lxs Gatxs, fue violentamente desalojado por personal policial, el pasado viernes, de su vivienda en Barrio San Martín. Hace 15 años que realizaban diversas actividades con fines socioculturales en articulación con los vecinos del barrio y otro espacios. 

El Centro Cultural Kasa Lxs Gatxs es un espacio social que se encontraban desde hace 15 años, en una vivienda abandonada, ubicada en Barrio San Martin. Allí un grupo de personas llevaba a cabo diferentes actividades, con gente de todas las edades, vecinos del barrio y de la zona. En la casa funcionaban talleres de  Huerta, serigrafía, carpintería, bicicleteria, manualidades, entre otros. Había una sala de ensayo, una biblioteca popular, dictaban clases de apoyo escolar a los niños y tenían una cooperativa de comida. Realizaba intervenciones culturales en el barrio, trabajaba en articulación con los vecinos y otros espacios culturales.

El viernes pasado se presentó al lugar una Jueza con una orden de desalojamiento. Acompañada por personal policial, que violentamente saco a los jóvenes que allí se encontraban. “Nos sacaron de una manera bastante violenta, bajo amenazas (…) estuvimos peleando porque te tiran las cosas como si no fueras nada”, comentó Noelia, una de los miembros de Kasa Lxs Gatxs. Sostiene que ellos averiguaron los antecedentes de la casa y pertenecía a una familia alemana que se fue, y no quedaron herederos. Aseguran que María Teresa Panetta, quien dice ser la dueña legítima de la propiedad, no tiene las escrituras correspondientes que así lo confirmen. Además pudieron averiguar que esta señora pertenece a una familia de empresarios, que desde hace muchos años se dedica a desalojar familias que hayan ocupado viviendas en situaciones similares y as demuelen para construir nuevos edificios:“hoy nos toco a nosotras pero somos conscientes de que todos los días desalojan gente que no tienen vivienda”.

Kasa Lxs Gatxs no sabe cómo va a continuar la situación pero por lo pronto están donando las cosas y viendo dónde reubicar los talleres para que puedan seguir funcionando.