El colectivero Walter Sánchez fue encontrado culpable del crimen de la mujer en 2016.

El asesinato de Natalia Padilla fue un femicidio y este viernes condenaron al autor. La Cámara 7ª del Crimen sentenció a Walter Sánchez a prisión perpetua por el crimen de su pareja, ocurrido hace dos años.

En el juicio con jurados populares, el chofer de colectivo que trabajaba en ERSA fue hallado culpable del delito de homicidio calificado por el vínculo y por mediar violencia de género.

“Ojalá esto sirva para que no vuelva a pasar que la víctima sea sentada en el banquillo de acusados“, expresó a  Alejandro Trento, hijo de Natalia, haciendo referencia al presunto juzgamiento que se realizó de la vida personal de su madre.

Milagros Padilla, hija de la víctima, expresó su conformidad con la pena máxima y solo espera que el femicida pague por lo que hizo“. 

Sánchez asesinó a su pareja de una puñalada en el tórax en el auto de ella, en la madrugada del 12 de octubre de 2016. Luego de matarla, volvió al ómnibus que había dejado estacionado y regresó al colectivo fingiendo haber hallado a Natalia luego del crimen.

Fuente: el Doce tv