Eduardo Salas, Legislador Provincial por el Frente de Izquierda de los Trabajadores y dirigente del Partido Obrero de Córdoba, explicó las causas que generaron la presentación del Proyecto contra el aumento del boleto de transporte interurbano de pasajeros.

El día martes 16 de agosto se presentó un Proyecto para frenar los aumentos tarifarios en el servicio de transporte interurbano de pasajeros, incrementado en un 36%. Con este aumento, en un año, el boleto interurbano se elevaría en un 74%, perjudicando, directamente, la economía de los trabajadores.
El miércoles 17 tomó estado parlamentario en la Legislatura Provincial y el FIT pedirá tratamiento sobre tablas.

Según declaraciones de la Federación de Empresarios del Transporte (FETAP) y del Ente Regulador de Servicios Públicos de Córdoba (ERSEP), el aumento se debe a un incremento salarial que disparó los costos. Afirmación duramente criticada y desmentida por Salas, quien aduce que el aumento del boleto no tiene que ver con los aumentos salariales, ni con la inflación porque ni la negociación de las paritarias, ni el disparo indiscriminado de los precios ha podido llegar al 74% que generará el aumento del boleto de transporte urbano en una zona como el Gran Córdoba, donde existe una masiva afluencia del sistema de transporte de media distancia.

Además de la búsqueda objetiva de retrotraer las tarifas del transporte a los valores del 31 de diciembre del año pasado, el Proyecto de Ley exigirá la creación de una comisión investigativa integrada tanto por trabajadores del transporte como por usuarios de dicho servicio para que se releve qué se hizo con la plata que cada empresa recibió como subsidio del Estado.

La situación Provincial no se aleja de la realidad municipal: “Esto mismo sucede a nivel de Córdoba Ciudad con el sistema de transporte que depende del municipio local y que ha empeorado su servicio, cada vez hay menos frecuencia, las inspecciones son falsas, hay una gran precarización laboral dentro de las empresas privadas y se ha recrudecido la estafa con la sociedad”, declaró Salas y agregó: “Si abrimos las cuentas de las empresas privadas de transporte, vamos a tener bien en claro el debate sobre si el transporte debe estatizarse o no y bajo qué condiciones”

Por último, el Legislador del FIT se despidió: “Los aumentos no se pueden pagarse porque las paritarias pactadas para el conjunto de los trabajadores no están acordes a las magnitudes de las nuevas tarifas. No se puede pretender aumentar las tarifas y no aumentar los salarios porque se está endosando a los trabajadores el robo de las empresas, el despilfarro de los subsidios y la falta de inversión en transporte”.