Los trabajadores de la ex Comisión Nacional de Pensiones Asistencialesdenunciaron que el gobierno mantiene paralizados 100 mil trámites de pensiones por discapacidad. A esta situación se suman cerca de 70 despidos injustificados en el organismo.

También denuncian la eliminación de la Comisión Nacional de Pensiones por DNU; la derivación de pensiones por vejez y madre de 7 hijos a la ANSES; el cierre de oficinas de atención estratégicas en el conurbano boneaerense; y la violación a Convenciones Internacionales sobre los derechos de niñas, niños y adolescentes y de las personas con discapacidad, así como también los principios de la seguridad social.

Desde ATE Pensiones denuncian que “el organismo viene padeciendo el recorte de las politicas publicas desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri, momento a partir del cual empezó el desgüace y el deterioro del sistema no contributivo”.

En declaraciones a FARCO, el delegado Walter Pignataro, explicó que “los expedientes están parados, quedan en una oficina un año o van de una oficina a la otra, pero el tramite no se liquida”.

Los trabajadores ya venían denunciando la baja de pensiones, que pasaron de 12.000 que se otorgaban en el año 2015, a 8.869 beneficios aprobados en los últimos cuatro meses en todo el país. “Ahora, no se están ejecutando, sino que están paradas”, lamentó Pignataro

Si el gobierno avanza sobre la población mas vulnerable de la argentina, ya que con la problemáticas de salud que tienen no le otorgan una pensión, que va a quedar para los trabajadores”, reflexionó Pignataro en referencia a los 67 despidos ocurridos en el área en todo el país, y advirtió que podrán ser más.