Tras negociar con bancos, grandes empresas y fondos de inversión, el gobierno nacional consiguió que renovaran los más de 600 mil millones de pesos de lebacs y que no los retiraran para comprar dólares. A cambio ofreció pagar tasas de interés del 40% a esos inversores especulativos y emitió nueva deuda por unos 70 mil millones de pesos.

En declaraciones a Informativo FARCO, la economista del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), Eva Sacco, afirmó que el modelo económico es “insostenible”.

La economista se preguntó si esto es verdaderamente el final de la corrida, o es “la calma que antecede al huracán”. “Los vencimientos de lebacs siguen y la economía con esta tasa de interés tan alta, si antes era poco atractiva para las inversiones que no eran financieras, ahora directamente perdió todo su atractivo”, explicó.

Para Sacco el problema es estructural, ya que “en todo el mundo la tasa de interés de EE.UU subió y las economías emergentes se hicieron menos atractivas. El impacto que tuvo en Argentina, no lo tuvo en el resto de las economías emergentes, fuimos la única economía que terminó en el Fondo Monetario Internacional”.

“Esto es porque venimos de un proceso de mega endeudamiento y venimos de desequilibrios macroeconómicos muy pronunciados, que no se corrigieron, sino que  fueron emparchados”, agregó.